Archivo de la etiqueta: mermelada ecológica de melocotón

De mermeladas ecológicas, alemanes y Ribeiras Sacras

Galicia Orixinal se acerca hasta la ecogranja de Tanquián para disfrutar de una jornada rodeada de naturaleza y productos ecológicos. La enésima experiencia que demuestra que se puede vivir por y para la naturaleza, elaborando productos sanos y respetando el medio ambiente.

La sinuosa carretera que acompaña al río Miño nos lleva a la comarca de Ferreira de Pantón, Lugo, uno de los concellos (ayuntamientos en gallego) que acarician la bella Ribeira Sacra, región que se ha hecho famosa por sus encajados cañones que atraviesan los ríos Sil y Miño, y en cuyas laderas descansan una gran cantidad de monasterios y conventos románicos (de ahí el nombre de Ribeira Sacra) y donde además, y casi tan sagrado como su patrimonio, se trabaja el célebre vino de esta región.

tutafruta3ribeirasacra

Nos desviamos por una carretera local y tras cruzar unas densas carballeiras (bosque de robles en gallego), llegamos a un claro, desde donde vemos nuestro destino. A la entrada, un cartel anunciando que esas tierras están sometidas a control ecológico y a nuestros pies un valle preñado de arboleda, pastos para el ganado y alguna casa de piedra salpicando el horizonte. Puro relax. A 300 metros colina abajo, nos saludan nuestros amigos productores, desde la puerta de la casa grande que habitan. Emmely, alemana de nacimiento, pero gallega de vida y obra, nos enseña sus cultivos de frambuesas, arándanos, grosellas, nos muestra el invernadero, los árboles frutales… Nos explica que tratan de mantener y mejorar todo lo que el territorio les da, sin el empleo de ningún tipo de químico. Ni siquiera emplean estiércol de vaca, ya que los veterinarios, nos dice, les suministran antibióticos. Para fertilizar sus cultivos de huerta y frutos rojos usan la ortiga, acolchan con paja y compostan sus propios residuos domésticos, que acaban volviendo a la tierra para enriquecerla.

tutafruta1 cartel

Conocemos de primera mano sus jaleas y zumos. Son puro sabor. No en vano sus mermeladas ecológicas y jaleas se llaman Tuta Fruta, y por supuesto, son sin conservantes ni colorantes. Es así como elegimos, previa cata, aquéllas que para nosotros son las más sabrosas. Entre ellas, la clásica mermelada de frambuesa, la sorprendente mezcla de ciruela y nuez, la rica mermelada de melocotón con cáscara de limón o la de frutos del bosque.

tutafruta  2huerto

También nos cuenta que en su granja ofrecen trabajo a cambio de comida y alojamiento, en una casa restaurada con materiales naturales como la madera, el corcho y la piedra. Sólo por las vistas ya merecería la pena.

Así funciona la ecogranja de Tanquián, un oasis ecológico en manos de unos emigrantes alemanes e ingleses enamorados de Galicia, que eligieron, y con éxito, el trayecto inverso que muchos gallegos han hecho.